He cambiado la dirección de mi blog

Éste es ya un vestigio del pasado. Visita
http://www.tiendadeultramarinos.es
y actualiza tus marcadores.

8 de septiembre de 2006

Desempolvemos el punto y coma

Acabo de encontrar vía Menéame una interesante entrada en Libro de Notas dónde explica los usos del punto y coma, ese gran desconocido de la puntuación.

Desde aquí quiero apoyar su propuesta y reivindico la vuelta a su uso, que está casi totalmente perdido por la mayoría de la población. He de reconocer que sólo lo utilizaba en dos de los cuatro casos para los que está indicado su uso y que uno de ellos (c) me será de gran utilidad, pues a veces peco de utilizar demasiadas comas.

Como bien indica, generalmente en los textos de gramática, suele definirse como Signo ortográfico (;) con que se indica pausa mayor que en la coma, y menor que con los dos puntos; definición bastante poco explícita, la verdad.

Si ésta fuera la única función del punto y coma nos veríamos en dificil situación para utilizar este signo de puntuación. Sin embargo, las normas gramaticales indican cuatro situaciones en que su uso es claro y, en ocasiones, obligatorio.

Como era de esperar, en el Diccionario Panhispánico de Dudas (PDP) hay un lema sobre el punto y coma del cual copiaré los usos para los que está estipulado. En la entrada de Libro de Notas también están muy bien explicados, pero siempre es preferible acudir a las fuentes originales:

  1. Para separar los elementos de una enumeración cuando se trata de expresiones complejas que incluyen comas.
    Mis tres directores favoritos son: Stanley Kubrick, por La Chaqueta Metálica; Alfred Hitchcock, por Psicosis; y Tarantino, por Pulp Fiction.

  2. Para separar oraciones sintácticamente independientes entre las que existe una estrecha relación semántica
    En la mayor parte de estos casos, se podría utilizar el punto y seguido. La elección de uno u otro signo depende de la vinculación semántica que quien escribe considera que existe entre los enunciados. Si el vínculo se estima débil, se prefiere usar el punto y seguido; si se juzga más sólido, es conveniente optar por el punto y coma. También se podrían usar los dos puntos, puesto que casi siempre subyacen las mismas relaciones que expresan estos cuando conectan oraciones
    —Sacerca una furgoneta Seat Terra; Patrocinio, trae la escopeta.
    —Cogieron el tractor y lo empotraron en las portás; son cosas de muchachos.

  3. Se escribe punto y coma delante de conectores de sentido adversativo, concesivo o consecutivo, como pero, mas, aunque, sin embargo, por tanto, por consiguiente, etc., cuando las oraciones que encabezan tienen cierta longitud.
    Si el período encabezado por la conjunción es corto, se usa la coma; y si tiene una extensión considerable, es mejor utilizar el punto y seguido.
    Tony Montana terminó conviertiéndose en un gran capo de la mafia; no obstante, había comenzado como un simple matón a sueldo.

  4. Se pone punto y coma detrás de cada uno de los elementos de una lista o relación cuando se escriben en líneas independientes y se inician con minúscula, salvo detrás del último, que se cierra con punto.
    Grandes genios de la física:
    —Isaac Newton;
    —Albert Einstein;
    —Richard Feynman;
    —Stephen Hawking.
Y estos son los cuatro casos en los que se debe utiliar el punto y coma. Por suerte, como bien apunta Miguel Ángel Román en la entrada del Libro de Notas, la permanencia de este símbolo en el teclado perdurará debido a su gran uso en la programación. Al contrario que con la raya —de la cual ya os hablé— que se ha visto relegada a un segundo plano y ni siquiera aparece en nuestros teclados. Por ello, la gente acostumbra a utilizar el guión (-) como sustituto para introducir pausas o diálogos; yo preferí, en cambio, modificar mi teclado para tenerla a mano.

5 comentarios:

Hugo dijo...

Muy interesante, la verdad.

Yo en ese sentido soy una calamidad. No tengo ningún estilo al escribir. Y lo de los puntos y coma puede que sea en lo que más se me nota. Intentaré mejorar.

Anónimo dijo...

Hola!

YA veo que continuas promoviendo el buen uso de la lengua, y me alegro, aunque yo pensaba que era algo transitorio, como los fractales.

Besos y hasta pronto.

Zo

Ender Muab'Dib dijo...

Bueno hugo, esto es como todo, hasta que no lo aprendes, no lo usas. Yo por ejemplo ni sabía que existían dos símbolos distintos —guión y raya— hasta que lo leí por ahí. Desde entonces suelo utilizarla bastante.

Zo, ¿cómo podías suponer que el buen uso de la lengua fuese algo transitorio? Hombre, la sola suposición me ofende en lo más hondo! :P

Nos vemos!

Anónimo dijo...

Soy un spam anonimo

Bernarda Alba dijo...

Me encanta que alguien reivindique el punto y coma (;);un signo tan útil y tan olvidado;cuantos habrán caído por insuficiencia respiratoria al leer, en voz alta, algún texto sin esta puntuación.